Miedo: Cómo hacerle frente y que no te paralice

Miedo: Cómo hacerle frente y que no te paralice

Miedo al fracaso, miedo a triunfar, miedo a perder tu dinero, a que nadie de tu entorno entienda qué haces con tu empresa, a salir de tu ‘zona de confort’ aunque estando en ella te sientas fatal, miedo a lo desconocido, a no ser capaz de lograrlo… ¿sigo? No hace falta, seguro que te habrás reconocido en alguna de las situaciones anteriores.

Si eres empresaria lee con mucha atención este post, te ayudará a entender algunas cosas sobre ti misma y a manejarte mejor en la creación de tu empresa online.

¿Qué es y cómo lo sentimos?

Es una emoción que desencadena un sentimiento.

Vamos por partes.

Las emociones, según Antonio Damasio, son “un conjunto complejo de respuestas químicas y neuronales que forman un patrón distintivo. Estas respuestas son producidas por el cerebro cuando detecta un estímulo emocionalmente competente, es decir, cuando el objeto o acontecimiento, real o rememorado mentalmente, desencadena una emoción y las repuestas automáticas correspondientes.” Duran poco tiempo, por ejemplo, una microexpresión se produce en menos de 1/14 segundos.

Por otra parte, los sentimientos son la interpretación personal que hacemos de las emociones, cómo respondemos a ellas tanto física como mentalmente.  Cuando tomamos conciencia de los cambios producidos estamos sintiendo esa emoción.

Esta cita, un poco larga pero sin desperdicio, de Antonio Damasio, nos da la respuesta:

Es muy importante distinguir entre la fase de la emoción y la fase del sentimiento. Cuando experimentas una emoción, por ejemplo la emoción de miedo, hay un estímulo que tiene la capacidad de desencadenar una reacción automática […]. Cuando percibimos todo eso es cuando tenemos un sentimiento. Así que percibiremos simultáneamente que alguien ha gritado (y eso nos inquieta), que nuestra frecuencia cardiaca y nuestro cuerpo cambian, y que, cuando oímos el grito, pensamos que hay peligro, que podemos o bien quedarnos quietos y prestar mucha atención, o bien salir corriendo. Y todo este conjunto -el estímulo que lo ha generado, la reacción en el cuerpo y las ideas que acompañan esa reacción- es lo que constituye el sentimiento. “

El miedo como respuesta normal

La emoción desencadena una serie de acciones, el sentimiento responde a esa secuencia de acciones. Frente a un peligro, real o percibido como tal, lo que nos hace reaccionar es la emoción, por ejemplo salimos corriendo. Si asociamos de forma consciente lo que nos ha provocado miedo con las respuestas que le damos, estamos creando un sentimiento.

Todo esto supone una enorme ventaja en la vida, tanto la respuesta emocional, como el sentimiento (o respuesta recordada) nos dotan de una capacidad de respuesta tan increíble que puede suponer la diferencia entre sobrevivir o no a determinadas circunstancias.

Pero, si tiene un resultado tan positivo, ¿por qué lo percibimos como desagradable, bloqueante y algo a evitar?

La respuesta corta es porque no hemos trabajado el sentimiento que nos produce el temor.

Si quieres empezar a convivir con tus miedos sin que te paralicen lee estos cinco pasos que te recomiendo dar. Como están basados en mi experiencia los comparto sabiendo que son eficaces. También los comparto dejando claro que hablo del miedo que manejamos día a día frente a situaciones habituales que nos descolocan, no de fobias o alteraciones mentales que deben ser tratadas por un terapeuta.

1.       Acéptalo.

Está en tu vida y seguirá ahí. Forma parte de ella. Te indica cuándo algo no va bien, es necesario. Cuanto antes lo aceptes, mejor te centrarás en qué hacer para evitar sus manifestaciones más negativas.

2.       Ten pensamientos de acción.

Frente a una situación que te produce miedo (no hablo de entrar en una casa en llamas o ir contra dirección con el coche) lo mejor es actuar; lo que el cuerpo y la mente te piden es que no lo hagas, que lo evites, pero la respuesta más sana es la acción. Aunque no sepas cómo hacerlo, mantén tu mente lejos de pensamientos de evitación, de inhibición, de negación.

3.       Concreta a qué tienes miedo.

No me gusta nada hacer listas, pero para muchas personas son útiles, en este caso puedes identificar qué te produce temor y, si eres ‘de esos’ también escribirlo.

Pero concreta, por ejemplo: tengo miedo a que me despidan.

4.       Enfréntalo.

Es fácil decirlo, lo sé. Pero te aseguro que es más costoso no hacerlo. Empieza por algo concreto, un paso pequeño. Piensa en ti sin empleo, a cada pensamiento negativo que sientas oponle una acción que te acerque a solucionarlo. Si quieres las escribes, si eres de los míos solo siéntelas. El alivio será inmediato, puede que pequeño, pero quédate con esa sensación positiva en la memoria.

5.       Actúa en consecuencia, aunque parezca una locura.

Si te da miedo perder tu empleo y eso te paraliza a la hora de buscar opciones que te hagan más feliz, no dejes pasar un día más sin actuar para que ese sentimiento no te afecte. Puede que te despidan o no, el miedo no hará que eso cambie a mejor, decide qué puedes hacer para quitar lastre negativo a ese sentimiento y cargarlo de positividad. Por ejemplo, tener un plan B para ir creando tu empresa y vivir de forma más acorde a lo que deseas.

6.       Vive el ahora.

Es lo que tienes. No dejes que el miedo que tuviste en el pasado alimente el temor a supuestas situaciones que se pueden dar en el futuro. Esto también es más fácil decirlo que hacerlo, ay. Nuestra sociedad nos educa para no vivir el presente, para predecir el futuro basándonos en el pasado. Si algo nos ha enseñado esta crisis es que no hay nada escrito, que las circunstancias pueden cambiar de forma drástica y sus efectos trastocar nuestro plan de futuro de forma radical. Ahora estoy centrada escribiéndote, es lo que tengo y lo disfruto sin distraerme pensando en el SEO, las suscripciones, los clientes o el marketing, sin sentir otra cosa que un deseo genuino de transmitir de la mejor manera este tema que tan importante me parece.

 ¿Y tú? ¿Has tenido miedo? ¿Lo tienes ahora? ¿Cómo lo enfrentas? Deja un tu experiencia en los comentarios.

 

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizo cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entiendo que aceptas mi Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies