Vence el miedo a Vender

Vence el miedo a Vender

Potencia tus ventas aprovechando tu experiencia como cliente

Si quieres vencer el miedo a vender prueba a verte como cliente para empezar.

A muchos profesionales les da pánico vender. Otros nunca aceptarían el hecho de que poner un cartel diciendo lo que hacen y tener una sala de espera, es una forma de ofrecer su servicio porque ‘ellos no venden’. A otros no es que les disguste el tema comercial, es que lo desprecian asociándolo a la imagen del vendedor de coches usados que todos hemos visto en televisión.

Yo soy clienta, podría decir que soy una clienta exigente. También que soy fiel cuando el producto o el servicio me prueban su calidad, me conquistan o las dos cosas.

No me digas que tú no has hecho compras basándote más en la atención o los consejos que te ha dado el vendedor que en el producto en sí.

Es más, ¿no te encanta cuando notas una conexión con la persona que te ofrece ese producto o servicio? A mí sí. Es una especie de confianza en lo que dice que te hace sentir bien. También es un sentimiento de afirmación porque esa persona te gusta y te sabe transmitir que tú también le gustas.

Dos pilares de la venta online

Seguro que reconoces el sentimiento al que me refiero. Y al reconocerlo estás identificando algunas herramientas básicas para vencer el miedo a vender.

Te voy a hablar de ellos, voy a compartir lo que a mí me funciona. Recuerda que mis consejos están dirigidos a empresarias o emprendedoras con pequeños negocios y con presencia en internet. También te escribo a ti que aún no has dado el paso pero quieres hacerlo para realizarte y vivir mejor.

Generar confianza en el cliente

Si tienes una empresa de productos o servicios online el cliente no puede basar su confianza en ti por la honestidad de tu mirada o la seguridad de tu tono de voz. Te verá y te escuchará en raras ocasiones. Por eso debes darle muchas facilidades para que cree un vínculo entre ambos por otros medios.

Por ejemplo, mis clientas valoran mucho que tengamos sesiones usando Skype, el cara a cara es importante, pero en los negocios online se sustituye más por intercambio de información por escrito.

Para facilitar la conversión de tus visitas y hacerlo sin miedo, te recomiendo lo siguiente:

  • Pon tu foto en tu web, en tu blog, en las redes sociales.
  • Comparte experiencias personales con tus lectores.
  • Comparte experiencias profesionales también con ellos.
  • Haz llamadas a la acción en cada post que escribas, cada página que publiques. Ponle fácil al cliente saber qué esperas de él.
  • Ponle aún más fácil que lo haga. Sé muy clara en este punto, si quieres que contrate tus servicios o que compre tus productos no le marees, ofrécele información clara y concisa.
  • Muestra un interés genuino en tus lectores, en tus clientes potenciales y en tus clientes. Aquí no vale fingir, porque tú eres la primera que sabe si un vendedor te está contando una película o te está atendiendo de forma profesional.
  • Deja una dirección de email a disposición de tus lectores y contesta a quien te escriba. Aquí no hablo de perder el tiempo (así de claro) dando largas y elaboradas respuestas a alguien que te pregunta algo que no tiene que ver con tu ámbito de trabajo. En ese caso una buena respuesta no ocuparía más de tres líneas acotando el tema, dando las gracias por el interés y añadiendo algún enlace a tu web.

Por otra parte, si quieres vender tienes que ser accesible y eso para mí incluye contestar las preguntas de los lectores. Esta es una decisión personal, he leído a blogueros a los que admiro opinar que solo se debe contestar a aquellos lectores que sean clientes potenciales claros.

También he recibido respuesta a mis email de blogueros a los que admiro y eso me ha hecho muy feliz, de ahí que te recomiende:

  • Deja espacio para comentarios en tus artículos o post y anima al lector para que deje su opinión o te haga alguna pregunta. Por supuesto, contesta los comentarios. Así refuerzas la participación.
  • Esto sé que no lo vas a hacer pero igual lo escribo por si es de utilidad a alguien: no engañes con tus productos o servicios diciendo lo que no es. Si eres una empresaria que trabaja sola ya sabrás que tu nombre es tu marca.

¿Ves? Todos estos pasos buscan la venta, pero no solo eso. Construir una relación con tus lectores hace que el miedo a vender se minimice.

Que el cliente se identifique contigo

Todos tenemos necesidad de aceptación. Nos sentimos bien cuando le contamos a alguien una vivencia y nos entiende. Igual pasa cuando compartimos el gusto por algo, esa afinidad es agradable.

Como empresaria has tenido que trabajar bien cuál es el nicho de mercado al que va dirigido tu producto o servicio. En tu mente ya sabes cómo es una Venta Ideal al Cliente Ideal. Ese es el público que buscas, el que quieres que se identifique contigo.

No todos tus lectores van a convertirse en clientes (ojalá, ¿verdad?) pero hay una parte de ellos que sí lo harán, si estás haciendo las cosas bien. Entre ese cliente potencial y tú tiene que surgir la chispa para que se convierta en cliente de hecho. Y eso empieza siendo interés y luego identificación.

Si un lector se identifica contigo es posible que acabe siendo un cliente. Puedes facilitar esta conversión si tienes claro que:

  • Tu imagen no puede ser contradictoria. La línea editorial y tus productos tienen que estar en sintonía. Si dices que tus servicios son excelentes tienen que ir respaldados por una web/ un blog de contenido excelente.
  • Tener pánico a vender se notará en tu estrategia, en tus planes, en los post que escribas.
  • Ayuda al lector a conocer lo que vendes y a visualizar las ventajas de tenerlo. Que no tenga que pasar por diez páginas para saber si tienes lo que está buscando.
  • Sé todo lo cercana que puedas pero no pierdas de vista que eres una profesional.
  • Si trabajar con tus clientes te encanta, como es mi caso, díselo a tus lectores.

Vas a vender sin miedo, pero a tu manera

Sin ventas no hay negocio pero hay muchas formas de hacer trabajo comercial y tienes que encontrar la tuya, con la que te sientes cómoda.

Puede que ya la tengas, eso es estupendo, cuéntame algo de ella en los comentarios. O quizás le tengas pánico a asociar tu trabajo con la venta porque mantienes esquemas comerciales que no son los tuyos.

Empieza a vencer ese miedo a vender aceptando que sin resultados no tendrás empresa por la que temer, incluyendo acciones comerciales dentro de todos tus proyectos.

¿Te gusta vender? ¿Te resulta difícil centrarte en las tareas comerciales? ¿Te encanta vender porque trabajas con tus clientes ideales? Cuéntamelo en los comentarios, me encantará leerlo.

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizo cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entiendo que aceptas mi Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies